Rinoplastía

Indicada en narices que desarmonizan el rostro, ya sea por su tamaño o forma, también en post traumatismos con alteraciones respiratorias.

Se trabaja por dentro de las fosas nasales sin dejar cicatrices visibles. Una vez finalizada la cirugía se colocará una venda de yeso durante 7 a 10 días, lo cual hace que ésta cirugía no cause prácticamente dolor.

Galería de Fotos

  • Tipos de anestesias:
    Local o general (dependiendo de la preferencia del médico)
  • Hospitalización:
    El paciente quedará internado entre 3 y 4 hs. Para luego retirarse a su domicilio.
  • Pre-quirúrgico:
    – No tomar aspirinas durante los 10 días previos a la cirugía, ya que retrasa la coagulación y puede producir sangrado o hematomas.
    – Ayuno de 8 hs. (ni sólidos, ni líquidos).
    – No estar resfriado, de ser así, consultar con anterioridad al cirujano plástico.
    – Llevar los estudios prequirúrgicos que se hayan solicitado.
  • Post-quirúrgico:
    – Observará inflamación y equímosis (moretones) en los párpados inferiores, los que irán desapareciendo luego de la primera semana.
    – Utilizará un taponaje de gasas vaselinadas, colocadas por el cirujano, que serán retiradas entre 24 y 48 hs. Según indicación médica.
    – No se indican generalmente antibióticos, ni analgésicos, debido a que prácticamente no hay dolor ni infecciones.
    Se aconseja no realizar esfuerzos físicos durante los primeros 10 días.
    – Cuando se retira el yeso, después de 7 a 10 días, ya se aprecia la nueva forma de la nariz. Si bien el resultado final comienza a apreciarse después de los 20 días. Vale aclarar que puede haber cambios en los primeros 6 meses, con la posibilidad de realizar retoques, si fuera necesario.
    – Exposición solar luego de aproximadamente 30 días, consultando con anterioridad al profesional médico.
Rinoplastía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *